Press "Enter" to skip to content

V01-2018 Editorial

La incorporación de la mujer como profesional es un evento de importantes repercusiones sociales. En el caso particular la medicina, este aspecto ha mostrado en los últimos años un aumento considerable en la proporción de estudiantes de género femenino que escogen la medicina como profesión. Por tal motivo, se decidió caracterizar la población estudiantil de nuestra facultad de medicina y valorar si ocurre lo descrito en otros centros. Calvo et al, muestran como en un lapso de tiempo de 10 años, se puede visualizar un aumento significativo de la proporción de estudiantes del género femenino en nuestra población (1).

Tal como demuestran los autores, en la cohorte estudiada, se produce en efecto un aumento progresivo de la población de estudiantes de medicina de género femenino en relación al masculino.  Este hallazgo refleja mayor acceso de este género a la educación superior y por ende, mayores probabilidades de realización profesional. No obstante, es también conocido que algunas especialidades son más atractivas para este género que otras. Por tanto es de esperar que, tarde o temprano, se dará una tendencia a disminuir la disponibilidad de personas para aquellas especialidades en las que el género predominante, el femenino, no tiene especial interés. Las entidades responsables de asegurar la disponibilidad de especialistas en un sistema de salud deben conocer este fenómeno de feminización y proveer opciones de especialización que garanticen que no ocurra inopia de  profesionales en determinada especialidad o exceso en otras.

Referencia.

1.Calvo M, Padilla JI. Feminización de la carrera de Medicina. Rev Fac Med UNIBE 2016;3

 

Dr. Juan Ignacio Padilla Cuadra

Comité Editorial

VER PDF